EL ARREBATO, ANTES O DESPUES DE LA GRAN TRIBULACION?

 

pronto sonara

Existen varias posturas teológicas referentes al momento en que ocurrirá el arrebatamiento de la iglesia, argumentos que están enmarcados en la doctrina del pre – milenarista en la que nos enfocaremos la cual plantea el arrebato como un evento previo al reinado de mil años de Cristo en la tierra (sentido en el cual abogo por el milenarismo, leer Apocalipsis capitulo 20). Y a su ves dentro de esta tan aceptada y reconocida doctrina protestante, existen tres posturas diferentes: Los que afirman que Cristo vendrá por su iglesia antes de la gran tribulación, estos son los pre – tribulacionistas, los que creen que el arrebato acontecerá a la mitad de la gran tribulación, llamados medo – tribulacionistas y por ultimo los post – tribulacionistas quienes sostienen que la iglesia pasara junto al resto del mundo por los catastróficos acontecimientos de la gran tribulación. En lo adelante haremos apologia de la postura pre – tribulacionista, basándonos en las Sagradas Escrituras, aunque sin ser categóricos al respecto para no menospreciar la posible veracidad de las demás posturas.

Los acontecimientos escatológicos narrados por Jesús en Mateo 24 nos ofrecen una idea integra respecto a la coyuntura geopolítica en el escenario de la gran tribulación, Con claridad y dando ofreciendo varios indicios, Jesús relata acerca de un acontecimiento crucial para el pueblo de Israel, ya que fuera de las fronteras hebreas no se guarda el sábado de manera religiosa u oficial si le podemos catalogar así, por lo que la advertencia que encontramos en el verso 40 no es aplicable a otras naciones, además la mención de Judea en el verso 16, que de forma inflexible circunscribe el relato de Jesus a una zona geográfica en concreto: Jerusalén.

Mateo:

24:15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),
24:16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.
24:20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;

Al comparar las enseñanzas de Jesús en Mateo 24, con las profecías contenidas en Zacarías 14, obtenemos un panorama muy integro de los acontecimientos que han de suceder y como Jerusalén, ciudad que sera el núcleo y epicentro de los eventos post – arrebato, es mostrada en ambos textos.
Otra circunstancia extraordinaria, sella el vinculo existente entre Zacarías 14 y Mateo 24: Un evento astronómico y/o climático que en aquel día tomara lugar con relación a la luz del sol, lo que no deja dudas acerca de que ambos textos relatan el mismo evento apocalíptico.

Zacarías

14:1 He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. 14:2 Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.
14:3 Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla.
14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.
14:5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos.
14:6 Y acontecerá que en ese día no habrá luz clara, ni oscura.
14:7 Será un día, el cual es conocido de Jehová, que no será ni día ni noche; pero sucederá que al caer la tarde habrá luz.

Preste especial atención al verso 5 y pregúntese lo siguiente: Quienes son los Santos del Senor de quienes habla el profeta Zacarías? Luego piense en lo siguiente: Si Dios vendrá con todos sus santos (La iglesia santificada por la sangre del Cordero Inmolado), como estará la grey pasando por la gran tribulación y junto al Senor, dispuesta para la batalla al mismo tiempo, ya que en la dispensación actual, nosotros, el cuerpo de Cristo no esta llamado a tomar armas terrenales para la defensa del reino De Los Cielos ni tampoco de Israel (No como iglesia al menos)?

En otro orden, el apóstol Pablo escribe que recibiremos al Señor en las nubes, y aunque esto no es concluyente en relación con el arrebato pre – tribulacionista, se podría inferir que la reunión con el Mesías será en las nubes y que en este momento El no descenderá a la tierra como muchos sostienen, indicando así que el arrebato descrito en la Biblia es un evento diferente al de la segunda venida de Jesus:

I Tesalónica:

4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Es conveniente aclarar que aunque defendemos la existencia de dos acontecimiento separados por la semana profética 70, el Apóstol si menciona en el verso 15 del texto anterior la venida del Senor, pero al hacer un simple análisis hermenéutico de este verso nos encontramos con el hecho de que la temática del Apóstol Pablo al escribir a los Tesalonicenses era el alentarlos por causa de los hermanos que habían fallecido ya que como es natural muchos hermanos se sentían desconsolados y temerosos acerca de su destino, por lo que el apóstol en ningún momento expone asuntos escatológicos relacionados al día de la ira del Senor y la segunda venida visible de Jesus relatadas en Zacarías 14, Mateo 24 y Apocalipsis 19 si no tan solo al regreso de Jesus para levantar a su iglesia desde las nubes.

Otras posturas post – tribulacionistas sustentan sus argumentos en el hecho de que seremos trasformados y arrebatados en la final trompeta, en referencia a las trompetas del texto presentado en Apocalipsis capitulo 8:6, I de Tesalónica 4:16 y I De Corintios 15:52:

Apocalipsis 8:6

Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas.

I De Tesalónica

4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

I De Corintios

52 En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Pero una ves mas podemos descartar esta teoría, ya que el Apóstol no se refiere a las trompetas de juicio en los textos anteriores, si no a la final trompeta en relación al ultimo llamado de Dios para las  ovejas de su manada y que al fin serán reunidas por siempre con nuestro Senor Jesucristo, o quizás a que sean dos trompetas, una para los que durmieron en el Senor y otra para los que hallamos quedado, esto ultimo es tan solo una posibilidad que no encuentra mucho sustento en la Biblia.

Además de los argumentos citados antes, en los libros de Apocalipsis, Romanos y Daniel hay una secuencia cronológica de sucesos proféticos que apoyan la postura pre – tribulacionista, leamos:

1-La novia (La iglesia) se casa con el cordero (Cristo).

2- La iglesia es vestida con lino fino y blanco.

3-Luego de las bodas del Cordero, el VERBO DE DIOS, desciende junto a sus ejércitos celestiales (vestidos de lino fino y blanco) para pelear y para vencer en la tierra contra las fuerzas de la Bestia que asedian a Jerusalén como vimos antes en Zacarías 12 y 14.

 

4-Israel asume el protagonismo espiritual en la semana 70 ya que la iglesia no estará en la tierra y además en este periodo que el pueblo escogido acepta a Jesus como el único y verdadero Mesías como a sido profetizado por el Apóstol Pablo en Romanos 11.

 

Y lo importante es que mientras la iglesia celebra las bodas del Cordero, Israel y el mundo se encuentran en el periodo de la ultima semana o gran tribulación aquí en la tierra, a continuación los textos:

Daniel:

12:11 Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días.
12:12 Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.
Romanos

11: 25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;
11:26 y luego todo Israel será salvo, como está escrito:
Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad.)

Apocalipsis

19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
19:8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.
19:11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
19:12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
19:13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

En resumen, el dilema de si la iglesia pasara o no por la gran tribulación se resuelve cuando entendemos que en la semana 69 termina la plenitud de los gentiles y en la semana 70 inicia la dispensación de Israel y cuando entendemos la necesidad y evolución de los eventos que acontecen en cada una de estas semanas (La semana 69 es la dispensación de los gentiles comprendida entre el día de pentecostés en el siglo I y el arrebato, cuya fecha es desconocida aunque por fe sabemos que esta muy próxima y al diferenciar estas dispensaciones en base a los abundantes indicios encontrados en la Biblia.

En este capitulo no planteo el argumento que se basa en la no manifestación del Anticristo por causa de la iglesia y el Espíritu Santo que lo detiene en el presente que según algunos es a lo que se refiere Pablo en su carta a los Tesalonicenses, ya que el Espíritu Santo es el que redarguye de pecado y considero que su ministerio durante la gran tribulación sera de importancia crucial, debido a que muchos vendrán a los pies Cristo en este periodo ya que las misericordias de Dios son nuevas cada mañana y El no quiere que el impío perezca sino que proceda al arrepentimiento. Y es que  aunque los cristianos somos templo del Espíritu Santo, nada evita que en su omnipresencia El continue redarguyendo de pecado a los hombres Cristo aunque la iglesia no este presente mientras esto ocurra.

Toda postura teológica tiene su contra parte, y en este caso citaremos el libro de II de Tesalónica en su primer capitulo:

1:7 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,
1:8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;
1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,
1:10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).
En los versículos anteriores Pablo es muy explicito al escribir que los Tesalonicenses, quieres sufrían tribulación en aquel entonces, tendrían que esperar a la segunda venida de Jesus para ser redimidos de las aflicciones de este mundo, y por supuesto que esta carta, aunque escrita a los Tesalonicenses, es de carácter universal. Sin embargo, en Apocalipsis El Espíritu Santo nos revela lo siguiente:

Apocalipsis

3:9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.
3:10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

Donde Juan  ofrece promesa de Dios a los hermanos en  Filadelfia de que podrán escapar de la ira venidera, y si quizás estos hermanos serán agraciados por haberse apartado de los Judaizantes (legalistas), entonces les exhorto a mantenerse firmes en la gracia de nuestro Señor Jesús y no ser insensatos como aquellos que pretenden guardar mandamientos de hombres para agradar a Dios; Esto ultimo lo planteo como una consideración personal sin afirmar categóricamente que fuese la idea que quiso trasmitir el Espíritu Santo en este ultimo texto, de todas formas es importante estar preparados en espíritu, mente y cuerpo para confesar a Cristo sin importar las circunstancias, ya que en el momento en que escribo estas líneas, millones de cristianos (principalmente los cristianos católicos y siriacos en el Medio Oriente, los que no han negado a Cristo sin importar que no son protestantes) son martirizados y perseguidos alrededor del mundo y estos hermanos han optado por ofrecer sus vidas y bienes como sacrificio de olor fragante a Dios, y no han negado el nombre de aquel que nos llamo de las tinieblas a su luz admirable. Dios les guarde y les bendiga por siempre!

Luis Padilla

padillacury@gmail.com